Seguidores

lunes, 12 de abril de 2010

Cuando la Loca Meg Abandonó el Cuadro de Brughuel.

BOIS - MAURY

Con este número 13 de la serie Bois Maury , llegamos al segundo en el que podemos observar el trabajo de Ives H. a los guiones, y segundo igualmente en el que se nos presenta un historia onírica.
Influenciados por Brughuel “el Viejo“, y más concretamente por el cuadro que lleva el mismo título que los autores han querido dar a su obra (Dulle Griet), Hermann e hijo nos llevan al Flandes del siglo XVI. Para, al igual que el cuadro de Brughuel, mostrarnos los demonios que las personas tienen dentro de si en una historia entre lo fantástico y lo terrorífico, en la que los autores no han dudado en mostrarnos al magnífico pintor como un personaje más del tebeo y la ciudad en la que desarrolla la historia, y los acontecimientos que en esta suceden, como lo que llevó al pintor flamenco a pintar dicho cuadro.

Para contarnos esta historia Hermann e Ives H. nos sitúan en Flandes, pero esto, al contrario del resto de la serie, es un hecho casi accidental pues, la historia, de igual manera hubiera quedado bien en cualquier otra ciudad europea del mismo siglo. Y es que, en este caso. los autores no dan tanta importancia a la parte histórica ni “documentativa” de la obra, lo cual se agradece, pues les queda un tebeo mucho más correcto que “Rodrigo“, en el que intentaron igualmente mezclar los sueños y lo fantástico con lo real e histórico sin mucho éxito.

Como digo, la documentación para esta obra parte sobretodo del imaginario de Hermann que se niega a situar la acción en un sitio concreto de la Flandes del siglo XVI, sin embargo, podemos comprobar como la población que nos enseñan guarda muchas similitudes con la ciudad belga de Brujas y desde ahí, partiré para mostraros la última entrada de esta sección.
Así podemos observar como la ciudad, y más concretamente una de sus torres y el pintor flamenco, Brueghuel, se convierten en protagonistas del tebeo y en sus mejores observadores, atentos en cada viñeta, de la historia que nos cuentan padre e hijo.

No me puedo resistir a mostraros este enlace que he descubierto, mientras buscaba imágenes para esta entrada. Es un interesante post sobre la censura a un cuadro de Brughuel “el viejo” y es que la censura, al parecer, no conoce de tiempo y de lugar.

http://embu2.wordpress.com/2009/02/27/la-censura-esa-vieja-conocida/

Un saludo.
























Comentarios a esta entrada en La Caraviñeta:






6 comentarios:

Eduard dijo...

Hola Angux,

Pues después de leer esta entrada, en la caraviñeta, decidí hacerme con este cómic, y la verdad es que vale la pena! Te lo agradezco!

Dejando de lado la historia, que está muy bien hilvanada y me ha mantenido enganchado hasta el final, creo que en este volúmen Hermann se sale!

Diría que en este cómic, y dando por supuesta su habilidad para las grandes escenas y su espléndida capacidad narrativa, es donde Hermann ha pulido más su estilo hasta minimizarlo y dejarlo en lo justo y necesario. Sus acuarelas, menos trabajadas aquí que, por ejemplo, en Rodrigo, resultan mucho más efectivas!
(Cómo entinta? Con pincel fino y la propia acuarela negra? O utiliza plumilla i tinta? Ah! me ha despertado ganas de probar cosas!)

Y además, recuerdo pocos cómics ambientados en la Europa del siglo XVI y de la reforma luterana. Habrá que hacer algo al respecto, no crees? ;-)

Angux dijo...

Gracias a ti Eduard.
Espero que haya más comics de esta época aquí, en Pasajes ;) esa es la idea :)

Es cierto que Hermann se sale en este comic. A probar y contarnos después, por supesto.

Por cierto, tremendas las ganas de ver y leer tu nuevo comic (y del que ya estás dejando muestras en tu blog)

Un saludo.

kraustex dijo...

Angux, haces un trabajo magnífico!!

Angux dijo...

Muchas gracias Kraustex.
La verdad es que tengo algo parado este blog.
Nació con la idea de recapitular este tipo de entradas y "fabricar" algunas nuevas (que aún tengo CASIterminadas) se me ocurrió que estas entradas, mejor desarrolladas, y junto con otras, bien podrían valer un libro que titularía viaje por la BD (o algo así) toqué algunas puertas sin demasiada suerte y a partir de ahí, se quedó en proyectos futuribles...
Te agradezco el comentario, de veras.
Un abrazo.

kraustex dijo...

Pues la verdad, sería un libro muy bueno.
Espero que algún día te abra la puerta algún editor inteligente y puedas publicarlo.

Clari dijo...

una historia excelente.. los lugares muy pintorescos.. me hace acordar cuando saque pasajes a Europa y fui de visita.. los castillos son mi debilidad. ojalá que tengas suerte con tu libro y lo lleves a cabo