Seguidores

lunes, 12 de abril de 2010

Cuando la Loca Meg Abandonó el Cuadro de Brughuel.

BOIS - MAURY

Con este número 13 de la serie Bois Maury , llegamos al segundo en el que podemos observar el trabajo de Ives H. a los guiones, y segundo igualmente en el que se nos presenta un historia onírica.
Influenciados por Brughuel “el Viejo“, y más concretamente por el cuadro que lleva el mismo título que los autores han querido dar a su obra (Dulle Griet), Hermann e hijo nos llevan al Flandes del siglo XVI. Para, al igual que el cuadro de Brughuel, mostrarnos los demonios que las personas tienen dentro de si en una historia entre lo fantástico y lo terrorífico, en la que los autores no han dudado en mostrarnos al magnífico pintor como un personaje más del tebeo y la ciudad en la que desarrolla la historia, y los acontecimientos que en esta suceden, como lo que llevó al pintor flamenco a pintar dicho cuadro.

Para contarnos esta historia Hermann e Ives H. nos sitúan en Flandes, pero esto, al contrario del resto de la serie, es un hecho casi accidental pues, la historia, de igual manera hubiera quedado bien en cualquier otra ciudad europea del mismo siglo. Y es que, en este caso. los autores no dan tanta importancia a la parte histórica ni “documentativa” de la obra, lo cual se agradece, pues les queda un tebeo mucho más correcto que “Rodrigo“, en el que intentaron igualmente mezclar los sueños y lo fantástico con lo real e histórico sin mucho éxito.

Como digo, la documentación para esta obra parte sobretodo del imaginario de Hermann que se niega a situar la acción en un sitio concreto de la Flandes del siglo XVI, sin embargo, podemos comprobar como la población que nos enseñan guarda muchas similitudes con la ciudad belga de Brujas y desde ahí, partiré para mostraros la última entrada de esta sección.
Así podemos observar como la ciudad, y más concretamente una de sus torres y el pintor flamenco, Brueghuel, se convierten en protagonistas del tebeo y en sus mejores observadores, atentos en cada viñeta, de la historia que nos cuentan padre e hijo.

No me puedo resistir a mostraros este enlace que he descubierto, mientras buscaba imágenes para esta entrada. Es un interesante post sobre la censura a un cuadro de Brughuel “el viejo” y es que la censura, al parecer, no conoce de tiempo y de lugar.

http://embu2.wordpress.com/2009/02/27/la-censura-esa-vieja-conocida/

Un saludo.
























Comentarios a esta entrada en La Caraviñeta:






jueves, 8 de abril de 2010

El sueño Toledano de Bois-Maury.

BOIS-MAURY


Llegamos al número 12 de una de las mejores series clásicas que se han editado en lo que a comic histórico se refiere ( con permiso de Palacios, Bourgeon y Juillard)
En este número Ives H. (hijo de Hermann) toma las riendas de los guiones y junto a su padre, y el fantástico dibujo de este, no presenta una historia que transcurre en la España de 1325, cuando La Corona de Castilla y su jovencísimo rey Alfonso XI, luchaban contra los ejércitos de Al-Andalus, prosiguiendo la campaña de Reconquista que les llevará desde Toledo a Granada.
Estamos posiblemente ante el peor número de toda la serie. Y lo es principalmente por un guión que intenta escapar del rigor histórico que la serie nos tenía acostumbrados escondiéndose tras un relato onírico y que pretende dar una lección de tolerancia demasiado visible que no llega a convencer del todo. Con un protagonista, descendiente del linaje de de Aimar de Bois-Maury, que no siente ni la lucha, ni el lugar como suyo.

A esto habría que sumar el tema que hoy nos acontece. Muchas de sus localizaciones son parte del inventivo de los autores, y ojo, no digo que esto sea malo, pero en un comic al que se presupone un cierto rigor histórico resulta cuanto menos curioso encontrar un monasterio cercano a Toledo llamado San Gabriel (inexistente), una ciudad amurallada con el nombre de Monterrán (inexistente) y que me he permitido compararla con Jaén y su Castillo de Santa Catalina, o con un líder (desconocido) de la Granada conquistada llamado Rachid Al- Muayyad (¿?)
A pesar de lo anteriormente dicho, hay viñetas que muestran una estupenda documentación (como la del alminar de la Mezquita de Córdoba, que veremos a continuación) y el tebeo, se hace entretenido y, lo más importante, no devalúa el conjunto de la obra.

Veamos algunas de estas localizaciones.



















Un saludo.

Comentarios a esta entrada en La Caraviñeta:





lunes, 22 de marzo de 2010

Las Vísperas Sicilianas de Bois-Maury.

BOIS-MAURY.



A nadie voy a sorprender si digo que Las Torres de Bois-Maury es, a mi gusto, una de las mejores series de comic histórico que he podido leer. Y lo es por varias razones en las que no puedo dejar de destacar el dibujo de Hermann, y su forma de entender el comic muy cercano al cine, siempre en constante búsqueda de fabulosos escenarios y planos, haciendo de cada título un gusto para la vista, pero hay más…
Hermann hace de sus Torres una serie con un principio y un final, todo perfectamente orquestado y dando un resultado de una obra redonda donde no sobra ni falta nada. Quedando todo perfectamente cuadrado.
Un principio y un final, si. Y sin embargo Hermann, tuvo una fantástica idea para poder dar continuidad a la serie sin que esta se sintiese afectada por el estiramiento a la que su autor la iba a someter. Y, sin embargo, los nuevos números resultan igual de frescos y atractivos logrando, el belga, la difícil tarea de que los nuevos álbunes susciten el mismo interés que los anteriores.
Utilizando como serie padre los números de la ya finalizada Las Torres de Bois-Maury, Hermann, nos cuenta la historia de los descendientes del Sr. Aimar, protagonista principal de dicha serie, y nos hace viajar en el tiempo y nos cambia de lugar, siguiendo el linaje de tan valeroso y obstinado personaje.

Los nuevos capítulos serán todos de carácter autoconclusivos y en cada uno de ellos se nos relatará la vida de un descendiente de Aimar de Bois-Maury. Dando en cada uno de ellos, al igual que en la serie principal, una clase de documentación que pasa desde las ropas de los personajes, hábitos, y forma de comportarse muy en consecuencia con la época histórica a la que, Hermann, nos retrotrae.

Así, aprovechando la noticia de que Norma Editorial publicará en el próximo año el que será el número 14 de esta serie (tercero de ellos que contará con los guiones de su hijo, Ives H.) Dedicaré una entrada en esta sección a cada uno de los tres números autoconclusivos de la serie editados hasta el momento y que llevan el sobretítulo de Bois-Maury, esta vez, sin que Las Torres lo adornen.

En este primer título, número once de la serie y que lleva por título Assunta, Hermann nos hace viajar hasta Sicilia y nos muestra como se desencadenaron los acontecimientos que llevaron a la isla a quitarse de encima el dominio de Carlos I de Anjou en 1282, siendo sustituido este por el de la Corona de Aragón, gracias a la sublevación popular en lo que la historia a querido que se conozca como Las Vísperas Sicilianas.



















Un saludo.

Comentarios a esta entrada en La Caraviñeta: